Posteado por: 911thetruth | 3 noviembre 2008

Existe alguna relación entre los atentados del 11S y los del 11M en Madrid ?

Buscando sobre este tema, he encontrado una referencia al libro de Bruno Cardeñosa que me ha parecido muy interesante.

http://11-s.net/index.php

11-M: Claves de una conspiración
por BRUNO CARDEÑOSA

Estimados amigos: Os informo que en estos mismos días se está distribuyendo en las librerías de toda España mi nuevo libro: 11-M: Claves de una conspiración, editado por Espejo de Tinta. En esta nueva obra, que será muy polémica, desvelo y expongo algunos de los muchos puntos oscuros respecto a los terribles atentados ocurridos en Madrid el pasado 11 de marzo. Del mismo modo que hice con mi anterior trabajo –11-S: Historia de una infamia (Corona Borealis, 6» edición)- la versión oficial de los hechos queda al descubierto tras la investigación que he efectuado. 11-M Claves de una conspiración analiza además de los atentados las oscuras razones que llevaron a España a apoyar a George Bush y denuncia las irregularidades cometidas en las investigaciones efectuadas respecto al Al Qaeda en España. En suma, en mi nuevo trabajo vuelvo a mostrar cómo las autoridades utilizan en su propio beneficio las consecuencias del terrorismo hasta el punto de poder estar detrás de algunas tramas ocultas a este respecto.

Entre otras muchas informaciones, 11-M: Claves de una conspiración ofrece las siguientes revelaciones:

• Las autoridades tenían conocimiento de que se podía producir un atentado en España.

• Estados Unidos ocultó a España referencias exactas sobre quienes iban a provocar la matanza.

• En los días previos al 11-M se produjeron extraños movimientos en la Bolsa española que indicaban que en las altas esferas del poder financiero existía información previa sobre los atentados que iban a cometerse.

• En los meses previos a los atentados, satélites norteamericano fotografiaron a fruición la estación de Atocha, ¿por qué?

• Tras los atentados de Madrid se escondían intereses petrolíferos.

• Una ‘mano negra’ guió a la policía para dar con los presuntos culpables de la matanza.

• Las pruebas utilizadas por la policía para detener a los culpables fueron colocalas a modo de ‘señuelos’. Alguien delató intencionadamente a los activistas.

• ¿Fue dinamita el explosivo utilizado en la masacre? Aún existen dudas al respecto…

• Informes de expertos presentados en el libro demuestran que la reivindicación que hizo Al Qaeda de los atentados fue una falsificación.

• Las cámaras de seguridad de las estaciones de tren utilizadas por los terroristas no captaron a ninguno de los sospechosos.

• Tras el 11-M, Estados Unidos y Marruecos llegaron a varios acuerdos que beneficiaban a ambos países.

• Los atentados fueron orquestados a modo de operación de inteligencia militar.

• La realidad es que no existen pruebas de peso para acusar a los detenidos por el 11-M. A este respecto, en el seno de la Audiencia Nacional se ha desatado una crisis.

• Apenas 20 minutos después de los atentados, el gobierno español sabía que ETA no estaba detrás de los hechos. Sin embargo, durante un tiempo previo a los hechos se preparó a la población para la explicación que se iba a dar.

• Varios de los acusados eran confidentes de la policía y muchos de ellos estaban vigilados desde hacía años, pero en los días previos a los hechos se les dejó trabajar en su siniestro plan.

• Las explosiones de los trenes fueron controladas a distancia y, posiblemente, disponiendo de una visión en conjunto de la ubicación de los trenes.

• Los cuatro trenes que estallaron viajaban con retraso aquella mañana, ¿por qué? El nivel de puntualidad de esta línea es diariamente del 100 %. Pero ese día, algo extraño estaba ocurriendo.

• La biografía del terrorista que dio la orden del atentado, Al Zarqawi, es en realidad una figura casi mitológica fabricada por Estados Unidos.

• El líder religioso de los supuestos miembros de Al Qaeda en España, Abu Qatada, había llegado a un acuerdo con los servicios secretos británicos para informar sobre sus conexiones con islamistas residentes en España.

• En realidad, Al Qaeda, tal cual nos dicen que es, no existe. En este libro se muestran las pruebas.

• España tuvo una participación decisiva en los preparativos del 11-S en Nueva York y Washington. Sin embargo, se ha demostrado que servicios secretos de Pakistán y Estados Unidos financieron los viajes de Mohamed Atta a España para preparar los atentados.

• El instructor que enseñó a pilotar a Mohamed Atta asegura que el terrorista no estaba preparado para pilotar aviones.

• En las detenciones de supuestos miembros de Al Qaeda en España se han producido muchas irregularidades. En la mayor parte de los casos, no hay pruebas de ningún tipo contra los acusados. Sin embargo, la Justicia española ha seguido en este caso todas las indicaciones de potencias extranjeras.

• Empresas españolas tienen importantes intereses en la reconstrucción de Irak.

• Los terroristas que supuestamente participaron en la matanza no eran suicidas. Sin embargo, días después de los hechos se inmolaron en una vivienda de Leganés (Madrid). Sin embargo, este libro demuestra que aquella explosión pudo haber sido controlada y que, por tanto, no respondería al intento de suicidio colectivo.

Y por otro lado en  este enlace http://www.animalweb.cl/n_o_imperial/nomundial/madrid_atentado/atentado_en_madrid_viall.htm se habla de lo siguiente:

Los Monstruos de Myahudi golpean Madrid
Aquel que luche contra monstruos debe cuidarse de no transformarse en un monstruo.

si mira fijamente por largo rato hacia abismo, el abismo también mirará fijamente hacia usted.
Friedrich Nietzsche
Joe Vialls

src=”http://www.animalweb.cl/n_o_imperial/nomundial/madrid_atentado/atocha_a.gif” border=”0″ alt=”” width=”504″ height=”137″ />
Estas tres fotografías del atentado explosivo en Madrid  proporcionan críticas pistas de la clase de explosivos usados, donde fueron puestos y por consiguiente cómo y desde dónde fue lanzada la operación terrorista. Antes de leer el texto de este informe, observe si puede hacer un ejercicio visual y descubrir cuales son las pistas y como interpretarlas.
Después de algunos segundos después de las primeras mortales explosiones dentro y fuera de la Estación Atocha de Madrid, podría darse cuenta de que los delincuentes a ser culpados de este crimen serían Osama Bin Laden y la red-ficción de al-Qaeda, pero no se escribió ninguna letra sobre ellos. Los primeros tres días que siguieron las diez explosiones sincronizadas, fueron un descarado tiempo tipo George Orwell, con medios de comunicación tanto Cristianos como Judíos sumergiendo completamente al público general en sus predecibles juegos mentales.
Primero se clamó que los perpetradores eran miembros del Euskadi Ta Askatasuna [ETA] qué significa “Patria vasca y Libertad”, y un rugido gratificante de espontáneo enojo podía sentirse por el país. Los familiares de los muertos y los heridos necesitaban a alguien para odiar y los terroristas de la región vasca norteña de España bastarían en primera instancia. Esta distracción sirvió para enfocar la atención pública a varios cientos de kilómetros, lejos de los cuatro principales escenarios del crimen, en dónde, una inspección más acuciosa, habría generado algunas preguntas, ciertamente muy complicadas para las autoridades españolas.
Luego, sólo unas horas después en lo que parecía ser un escalofriante y aparentemente una estúpida repetición de sept/11, los oficiales de la policía fueron informados por los medios de comunicación sobre una sospechosa camioneta blanca, estacionada cerca de la estación de trenes de Alcalá de Henares. La cual contendría un manojo de detonadores y varias octavillas religiosas musulmanas en un cassette. Así, de esta manera, la problemática al-Qaeda estaba allí, aún cuando los medios de comunicación, deliberadamente lo bajaron en una fase temprana. Tal como descubriremos brevemente, los medios de comunicación occidentales ya sabían que los vídeos de vigilancia de los andenes de Alcalá de Henares, no mostraban rastros de algún “Terrorista musulmán” que abordara cualquiera de los cuatro trenes que estallaron, pero no deseban que la policía local descubriera esta brillante omisión.
Después de un conveniente retraso, durante el cual, las escenas de los crímenes se enfriaron y la evidencia crítica fue removida, el periódico árabe con base en Londres, al-Quds al-Arabi, anunció de pronto que había recibido una carta de la Brigada Abu Hafs al-Masri, aseverando que las bombas eran de al-Qaeda. Ésta fue la señal para que las redes globales de los medios de comunicación convirtieran a millones de ovejas alrededor del mundo, de su existente creencia que los católicos Vascos eran los responsables de la atrocidad, a la recientemente-generada ficción que “peligrosos terroristas” musulmanes se habían, de algún modo, colado en España y hecho estallar cuatro trenes. Esta estupenda conversión religiosa fue reforzada cuando la policía encontró una mochila-bomba que no había estallado, plantada en uno de los trenes siniestrados que contenía detonadores de cobre en lugar de aluminio que tradicionalmente usaron los Vascos.
Desgraciadamente, desde el minuto cero del día uno, los medios de comunicación occidentales habían hecho una omisión deliberada tan inexplicable y tan burda que demostraba su propio involucramiento directo o complicidad en el asesinato masivo de más de 200 civiles españoles.  A pesar del hecho que cada uno de los medios de comunicación tomando sus artículos del omnipotente New York Times, informaron que entre ocho y diez dispositivos explosivos habían detonado a bordo de los trenes españoles durante la hora peak, ninguno de ellos mencionó bombarderos suicidas.  Esta es una omisión imposible, porque todos sabemos que cada automóvil, o autobús o avión o tren hecho estallar en cualquier parte por “Terroristas musulmanes”, invariablemente son atacados por “bombarderos suicidas”. ¿Cómo sabemos esto? Porque el New York Times siempre nos dice así, por ello sabemos, No importa si es un camión en Bagdad, un autobús en Tel Aviv, un automóvil en Moscú o un tren en Chechenya, el villano de los medios de comunicación norteamericano siempre es el omnipresente bombardero suicida musulmán.

Las únicas personas capaces de saber, en las primeras etapas que no se usaron bombarderos suicidas en Madrid y que los “bombarderos suicidas” no podrían, por consiguiente, en absoluto ser mencionados en los medios de comunicación, por miedo de alertar a la policía local a aquéllos condenados videos de vigilancia grabados en Alcalá de Henares, fueron los miembros del grupo terrorista responsable de ejecutar el ataque. A su vez, el único grupo terrorista capaz de controlar el contenido editorial del New York Times es N.O.S  [Novus Ordo Seclorum] que extrae sus fondos de Wall Street, es la  inteligencia de B’nai B’rith y sus depravadas Fuerzas Especiales desde Tel Aviv.

Antes de seguir el informe para demostrar más allá de la duda, explicando exactamente cómo fue conducido el ataque terrorista en la mañana del jueves 11 de Marzo del 2004, necesitaremos examinar primeramente el motivo, ya que la mayoría de las personas gastan una parte enorme de su tiempo haciendo la secular pregunta “¿Por qué?” Olvídese de todos los arteros intentos de  los medios de comunicación de guiarlo hacia un golpe parecido al del Centro de Comercio Mundial, basado en gran parte en el hecho indiscutible que el ataque en Madrid tuvo lugar exactamente, 911 días después del ataque en Nueva York en Sept/11, queda asegurado que la fecha del ataque fue puesta de antemano por N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] para ayudar a sus colaboradores de los medios de comunicación con la propaganda a seguir.

src=”http://www.animalweb.cl/n_o_imperial/nomundial/madrid_atentado/atocha_b.gif” border=”0″ alt=”” width=”353″ height=”83″ />
Autos-bombas de ETA en España alrededor del 2001. Note que debido a los explosivos de bajo-poder [combinados con incendiarios] que siempre han usado los terroristas vascos, un inevitable efecto lateral de la detonación de la bomba es el fuego. En directo contraste, el explosivo de alto poder usado por el N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] en el ataque de Madrid, no generó la suficiente llama incluso para encender un cigarrillo en cualquiera de los diez sitios individuales dónde fueron detonadas las bombas.

Para el preciso motivo detrás de Madrid, necesitamos volver atrás brevemente, a mitad del año 2002, cuando John Howard, primer ministro australiano estaba teniendo enormes problemas en convencer a los ciudadanos australianos para ir “De todas formas con  EE.UU” en la última y evidente cruzada religiosa contra el Islam, también conocida como “la Guerra al Terrorismo”. Aunque muy pocos norteamericanos son conscientes de esto, hace dos años, más del 90% de todos los australianos se opusieron a la obediencia esclavizada de Howard a la Casa Blanca y lo dijeron así con certeza. Innumerables australianos señalaron correctamente que,  aunque miles de personas morían cada año en accidentes de tráfico y asaltos domésticos, nadie había sido asesinado, alguna vez en Australia,  por un terrorista.
Claramente los ciudadanos “normales” debían recibir una tajante lección de que los terroristas musulmanes eran reales y que todos los australianos deberían, por consiguiente, permitirle a John Howard y a sus lacayos Zionistas menores, imponer las restricciones draconianas que ellos desearan sobre el populacho, y más allá,  permitir que los soldados australianos mueran en ultramar por George W. Bush. A principios de octubre del 2002 la tajante lección estaba lista, y una sofisticada operación terrorista de N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] fue lanzada contra turistas australianos en la popular Isla vacacional de Bali. Más de 200 personas murieron y más de mil quedaron seriamente heridas. ¿Están estos precisos números empezando a hacer sonar alguna campanilla de alarma en alguna parte sobre la operación en Madrid?

Mientras Bali hizo muy poco en lo que se refiere a alterar la cínica visión australiana sobre “el Terrorismo”, tuvo el efecto de sumergir a muchos ciudadanos en el silencio, en otros términos Howard y sus lacayos pudieron entonces despachar a los soldados a ultramar para morir por George W. Bush y sus amos Zionistas, sin ser continuamente molestados por muchedumbres de australianos enfadados. Un puñado de Musulmanes semi instruidos de Indonesia fue capturado posteriormente e inyectado con Escopolamina hasta que hicieran las ridículas e imposibles confesiones sobre la sofisticada explosión en Bali, y eso fue el fin de aquello, por lo menos hasta en cuanto Australia estaba afectada.

Durante los siguientes dieciocho meses, en España las cosas se dieron peor que lo que habían estado en Australia. Donde el 90% de todos los australianos se habían opuesto a la intervención militar en el Medio Oriente, la cifra en España subió tan alto como el 96%, hasta tal punto que en un momento dado, parecía como si el único español determinado para sacrificar a los soldados españoles en Irak por George W. Bush y sus amos Zionistas, era el primer ministro, José María Aznar. Debido a su agresivo desafío de los deseos del pueblo español, Aznar sería sacado en forma efectiva en la próxima elección general, lo cual hizo el que cronometrado ataque del N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] en Madrid fuese un golpe maestro.

Cuando Aznar perdiera las elecciones generales [lo cual sucedió hace sólo unas horas], los medios de comunicación podrían declarar que los españoles estaban enfadados con él por no haber hecho lo suficiente en “la Guerra al Terrorismo” para prevenir el ataque de Madrid, cuando en realidad Aznar había hecho ya tanto en lo que se refiere al apoyo a George W. Bush y sus camaradas, que él se había alienado de más del 90% de toda la población española.
El ataque de Madrid también sirvió para asustar a la población española en general y para advertir al entrante nuevo primer ministro Socialista, que continúe en la línea de Nueva York, o más ataques del N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] de seguro continuarían. Ciertamente a España le será permitido retirar sus tropas de Irak, porque esa particular y desquiciada  invasión de los neocon ya es una causa perdida, pero la futura cooperación en la cruzada religiosa en marcha contra el Islam, en general no es negociable.

Una de las ilusiones más grandes del operativo de Madrid, yace en convencer al público que una gran cantidad de ágiles terroristas, brincaron en forma simple, a bordo de cada uno de los cuatro trenes cuando pasaban la estación de Alcalá de Henares en la plataforma baja hacia Atocha.

Ahora piense cuidadosamente sobre esto. En mi visión personal, cada una de las diez explosiones habría requerido entre 40 y 50 libras de explosivo militar de alto-poder en la categoría de C4/Semtex-H. Tales explosivos tienen una gravedad específica muy baja, lo cual significa que ellos son excepcionalmente voluminosos para su peso dado. Por consiguiente, esto habría requerido diez [fuertes] terroristas en los andenes al mismo tiempo, cada uno llevando una gran mochila en medio de la hora peak. Extraño es entonces, que ningún testigo ocular en Alcalá de Henares recuerde haber visto alguno de ellos, estos voluminosos señores se habrían destacado ciertamente en la muchedumbre, y causado una considerable sospecha entre los pasajeros.

Como es mencionado anteriormente, ésta era la razón por qué el creativo N.O.S  [Novus Ordo Seclorum] dirigió los medios occidentales para enviar, durante algún tiempo, a la policía española en varias direcciones diferentes, inmediatamente después del ataque, lo cual los mantuvo tan ocupados que se olvidaron de verificar las cámaras de vigilancia en la estación de trenes de Alcalá de Henares. Si la policía hubiera hecho o lo hicieran ahora, si es que las cintas todavía existen, verán sólo pasajeros españoles en camino hacia sus trabajos.

Así exactamente ¿Dónde hizo estallar el N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] los cuatro trenes diferentes?, ¿Cómo lo hicieron?, y ¿Cómo pudieron estar tan seguros que cada tren que estaría en el lugar correcto cuándo apretaron los botones de la detonación remota? Para una respuesta a eso, eche una mirada al mapa del ferrocarril más abajo, que muestra que el procedimiento podría ser relativamente simple, proporcionado, por supuesto, que usted tiene acceso sin restricción a los trenes, y acceso sin restricción a los seguros sistema computacionales del ferrocarril español.

Ahora podemos echar otra mirada a las fotografías del comienzo de esta página. Evidentemente ahora usted ha encontrado la primera pista, es decir que no hubo fuego en ninguno de los diez sitios de explosión, demostrando así, el uso de explosivo militar de alto poder en cantidades considerables. Pasar de contrabando más de 500 libras de C4, de gravedad específica muy baja a España, sería hoy en día sumamente difícil, a menos que, por supuesto, usted ya lo tuviese o controlara medios discretos, normalmente no inspeccionados por la Aduana española o la policía. Probablemente, incluso el más cínico de los lectores estará preparado para admitir que diez grandes y barbados musulmanes, intentando ingresar gigantes mochilas de explosivos en el país, sería descubierto al instante, incluso por el aduanero más desafiante de la inteligencia.

La segunda pista se relaciona con el modelo de la explosión. Si mira muy cuidadosamente, notará que algunos de los fragmentos enterrados en el destrozado techo, son de hecho, fragmentos del piso del propio vagón. Sin entrar demasiado en detalles técnicos [hay gran cantidad para usar como referencia en el informe de Bali cuyo link está  más abajo], es imposible que fragmentos del piso puedan empotrarse en el techo, a menos que las cargas fueran fijadas DEBAJO DEL PISO antes de la detonación. Esto es confirmado por el hecho que el tren se desactivó fuera de estación de Atocha teniendo su parte atrás completamente rota en dos lugares diferentes. Una vez más, la cargas en una mochila puesta casualmente encima del piso interior, sería completamente incapaz de romper las fuertes vigas de acero longitudinales de apoyo que se encuentran a lo largo del chasis de cada vagón.

Porque es imposible de fijar las sofisticadas cargas explosivas en la parte inferior de los trenes en movimiento, obviamente ellos fueron puestas en el material rodante bajo el encubrimiento de la oscuridad, o sea mientras los trenes estuvieron estacionados durante la noche. Esto nos lleva a la próxima gran ilusión destapada por mí, después de una serie de caras llamadas desde teléfonos móviles no registrados. Aunque los medios de comunicación occidentales lo llevaron creer deliberadamente que estos trenes estaban “simplemente rodando” en servicios incesantes, éste no el caso. Cada uno de los cuatro trenes hacía su “primer servicio”, es decir cada uno estaba haciendo su primer viaje del día desde su depósito de noche respectivo, después que fue revisado y aseado.

Fotografías de la escena con aquella de la izquierda que proporciona más evidencias probando que las cargas fueron puestas bajo el piso de los vagones de ferrocarril.

Así, ahora sabemos dónde fueron puestas las cargas, pero, ¿Como fue llevado a cabo? Los depósitos nocturnos normalmente están bien iluminados y bien vigilados, significando que aquellos que pusieron las bombas, deben haber parecido creíbles, o sobornaron su ingreso en los depósitos, o portaban realmente tarjetas de Identidad Ferroviaria, reales o falsificadas. Porque confiar en la posibilidad de credibilidad o en el efecto de una gran suma  de dinero para vigilantes sería considerado riesgos crudamente inaceptables para un operativo de esta importancia, lo más probable es que se usaron tarjetas de identidad ferroviaria.

Esto no se detiene allí. Escoger cualquier viejo tren para instalar una bomba sería desesperanzadamente inadecuado, porque no habría ninguna garantía que el aleatorio tren con la mortal instalación se pondría en servicio por la mañana, mucho menos estaría en la exacta posición correcta en el momento correcto, para el planeado máximo impacto mediático. Para hacer esto, los terroristas necesitaron acceso a la asignación del material rodante durante la mañana siguiente lo cual significa que tenían acceso directo al sistema computacional ferroviario español.  Aquí, no estamos hablando de los Vascos o de los musulmanes del desierto de al-Qaeda. ¿No cree? Éste fue un operativo muy profesional, organizado en el soberano territorio español  por “‘silentes” que conocían el terreno y con toda probabilidad, habían vivido en Madrid la mayoría o incluso toda su vida.

Estos organizadores facilitaron la entrada para el profesional equipo de Fuerzas Especiales seleccionado para el trabajo y aquí nos reducimos a la opción, de sólo un estado. Aun cuando soy consciente que hay docenas de paranoicos por allí afuera, quiénes creen que las Fuerzas Especiales occidentales, ya sean norteamericanas, británicas, francesas y otras, disfrutan el matar gente inocente, usted puede tomarlo de mí, que éste simplemente no es el caso. En una percibida “zona de guerra” como lo es Irak, es ciertamente verdad que todos los soldados, de vez en cuando, matan civiles, o por accidente o por miedo de sus propias vidas, pero hacer estallar cientos de civiles desarmados en camino a su trabajo en un país esencialmente neutro, requiere una sangre fría y mentalidad realmente más allá del alcance de organizaciones como la Fuerza Delta o el Servicio Aéreo Especial (SAR), para nombrar sólo dos ejemplos.

Las únicas personas con la suficiente experiencia de campo para un trabajo así, y con total desprecio por la vida humana necesario para llevar a cabo esta operación con éxito, es de los descendientes directos de los monstruos de Myahudi que violaron y dispararon a gusto a través de los campos de refugiados musulmanes en Sabra y Shatilla en el Líbano todos aquellos años, la cual es la razón del porqué  N.O.S. [Novus Ordo Seclorum] todavía los usa exclusivamente para su trabajo sucio internacional.  Mas allá de cualquier duda es que los operativos de engaño, como Madrid, continuarán en forma constante, hasta que la marea roja finalmente agobie al Estado judío y les fuerce a volver al barro primario de cual ellos emergieron.

Link de referencia del mismo autor Joe Vialls:
Attack on Bali

Original en Inglés en:

http://joevialls.altermedia.info/myahudi/madrid.html

Traducción: Animalweb

17/03/2004

Los sospechosos de Terrorismo en Madrid no cometieron el conveniente Suicidio

src=”http://www.animalweb.cl/n_o_imperial/nomundial/madrid_atentado/a_bomb10.jpg” border=”0″ alt=”” width=”156″ height=”118″ />

Los residentes locales de Madrid son choqueados por las deliberadas cortinas de humo y cegados por los brillantes focos de batalla, 5 cinco segundos ANTES de la explosión de Operaciones Especiales, la cual quirúrgicamente rompió el frente del “sospechoso” bloque de departamentos.

¿Está usted listo para la explicación “Guerra al Terrorismo de EEUU” acerca de los sospechosos terroristas que se hicieron explotar en un departamento de Madrid? Aquí está, citó literalmente de “El periódico australiano” el cual, naturalmente, está citando a otros periódicos que a su vez están citando a anónimos expertos de seguridad occidentales. ¡No estoy bromeando, usted se morirá de la risa de éste – el mítico ‘al-Qaeda ha editado ahora, un manual impreso de suicidio, que sus invisibles miembros dejan en las escenarios del crimen!

“Los terroristas [de Madrid] que se volaron mientras gritaban ‘Dios es grande’ estaban cumpliendo la política del manual de autodestrucción de al- Qaeda cuando fueron acorralados. Sarhane ben Abdelmajid Fakhet, como jefe de la célula del complot en la matanza de tren española, no tenía posibilidades. Un cinturón suicida encontrado en su cuerpo, había sido cargado con por lo menos 2kg de explosivos.

“La defensa del bombero suicida era una operación del libro de al-Qaeda. Los servicios de seguridad han llegado a conocer el pensamiento de Osama Bin Laden desde que un manual fue descubierto por oficiales de la British Special Branch que hicieron un allanamiento en la casa del sospechoso de terrorismo, Anas al-Liby en Manchester el 2000. Al-Liby, un libio, está huyendo del FBI con una recompensa de $US 25milliones por su cabeza.

Titulado Estudios Militares en la Jihad Contra los Tiranos, el libro de 180 páginas dispone las reglas para escoger un departamento y prepararse en el caso de ser atacados. , Bajo el título  Precauciones de la seguridad relacionadas con un departamento, se les dice a los voluntarios que inventen maneras de abandonar un departamento en caso de un ataque sorpresivo. El ministro del Interior español, Angel Acebes, admitió que dos o tres personas podrían haber escapado antes de la explosión suicida en Madrid en el fin de semana.

“Al alquilar estos apartamentos, uno debe evitar situaciones aisladas o solitarias, para que el enemigo no pueda apresar a aquellos que allí viven fácilmente”, establece el manual. Los bombarderos suicidas de Madrid se sumergieron en el suburbio densamente poblado de Leganes Norte, que tuvo que ser evacuado antes de que policía pudiera atacar el edificio, dando tiempo así, para que algunos sospechosos pudieran huir.

“Todos los miembros del grupo deben comprometerse a un plan de seguridad para ‘minimizar las pérdidas del trabajo tanto como posible’ en caso de un allanamiento. Algunos deben ser asignados para vigilar el bloque de departamentos; uno debe plantarse cerca de la estación de policía más cercana ‘para comunicar la primera señal de movimiento enemigo’; y un guardia armado debe estar en forma permanente.

“El manual de al-Qaeda dice que debe estarse de acuerdo de antemano en qué miembros atacarán al enemigo con balas y quién huirá con documentos importantes. Los ocupantes del departamento del primer piso en Madrid descubrieron a la policía y comenzaron a disparar. El manual establece las reglas sobre las calidades requeridas de un voluntario. Bajo el título de Sacrificio, declara: ‘Él,  tiene que estar deseoso de hacer el trabajo y sufrir el martirio.’

“Bajo el título Tranquilidad y persistente Calma, declara que el miembro ‘debe tener una personalidad tranquila que le permita soportar… traumas tal como matar a uno o todos los camaradas de su organización”.

Claras fotografías tomadas inmediatamente después de la explosión demuestran que éste fue un trabajo de demolición especializada. Las delgadas paredes delanteras del bloque de departamentos de Madrid han sido voladas pulcramente con cargas livianas, dejando así,  los pilares, pisos y paredes traseras en pristísima condición, sin marcas de hollín. Preste la atención especial a la pintura en la pared interior en la fotografía a mano derecha. Está cubierta por un frágil vidrio de apenas 3 mm que ni siquiera se trizó.

El grupo de ficción ‘al-Qaeda’ es de noción árabe, con Osama Bin Laden como su cabeza titular. Pero como cualquier árabe, incluso Bin Laden lo asegurará, muchas de las complejas palabras inglesas usadas en el falsificado ‘Manual de suicidio de al-Qaeda’ simplemente no existen en árabe. Acerca de su origen, la falsificación fue entregada a Police Special Branch por un miembro del Servicio de Inteligencia Secreto británico [MI6], conocido localmente como la rama británica subalterna y obsequiosa del Mossad de Israel.

Con todos esto en mente, pareciera en un principio que la policía española y las autoridades de seguridad están haciendo explotar los bloques de departamentos en concierto con el Mossad, para promover in extenso a ‘ al-Qaeda y la Guerra al Terrorismo’, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Los nombres de los cinco marroquí ‘sospechosos de terrorismo’ fue proporcionado a los medios de comunicación occidentales por agencias de inteligencias norteamericanas e israelitas, creando así la ilusión de que España nunca estaría segura hasta que estos terroristas de ficción fueran apresados.

Haciendo esto, América e Israel estaban asegurando que el miedo internacional destruiría la gran industria turística de España que ya ha sufrido decenas de miles de cancelaciones de vacaciones de verano desde los ataques de bombas en Madrid. El mensaje subliminal al nuevo y entrante Gobierno español socialista fue por consiguiente obvio: “No saque sus tropas de Irak o nosotros convertiremos el resto de España en una bola de fuego y destruiremos lo que queda de vuestra masiva industria turística”.

Debe decirse que la solución “Operaciones Especiales” a esta amenaza masiva nacional fue ingeniosa. ¡Falsificando el explosivo ‘suicidio de los cinco imaginarios ‘terroristas nombrados por EEUU e Israel, España castró completamente esta maquinada amenaza, ya que ningún turista en la tierra se va a asustar de ‘terroristas’ que ya están muertos públicamente en la televisión internacional!

Claro, las autoridades españolas fueron adecuadamente discretas sobre todo el asunto, afirmando inicialmente que “un terrorista” había aparentemente cometido suicidio en el apartamento, seguido, una hora  más tarde por una demanda de “tres terroristas” cuando bomberos se habían permitido una cantidad apropiada de tiempo para recuperar más de los imaginarios cuerpos. Dentro de 12 horas las autoridades españolas estaba declarando que “Todos los terroristas incluido el líder” habían muerto en la explosión, quitando así, completamente, pulcramente el componente de miedo inducido.

El peligro obvio para Norteamérica e Israel queda en el hecho que la “Vieja Europa” sabe ahora quienes son los verdaderos terroristas y podría, en algún punto en el futuro, decidir vengar las muertes innecesarias de sus ciudadanos – quizás volando uno o dos trenes del metro en el centro de la ciudad Manhattan.

y también esto otro:

11 de Septiembre de 2001: 911 días para el 11-M
MARIA RAMIREZ. Especial para EL MUNDO

NUEVA YORK.- Decir 11-M es lo más parecido a decir 11-S. En EEUU, la prensa recordaba ayer que el 11 de marzo de 2004 es exactamente dos años y medio después del 11 de Septiembre de 2001, es decir, 911 días, 9/11, según la forma en que los americanos expresan la fecha, con el mes por delante.

La obsesión cabalística de la religión en Oriente Medio se ha puesto en práctica en la mayoría de sus atentados de los extremistas islámicos, nunca casuales en la elección de las fechas.

Técnicamente, el 11-M es el día 912 después del 11-S, ya que en los cálculos hay que contar que este año es bisiesto. Con la diferencia horaria (entre las 15.00 y las 17.00 horas, hora de España, seis horas menos que en la Costa Este) acerca más el 912 al 911. Novecientos once días son, en cualquier caso, los que separan las dos fechas.

Según el FBI, el 11-S (9/11) era la única fecha que, en apariencia, podía tener relación con alguna simbología oscura para los occidentales -la secta de los ‘wahabbis’, de Arabia Saudí, de donde procedían los terroristas del 11-S, reinterpreta como quiere las profecías-.Pero 911 es sólo el número de emergencias de Nueva York, el mismo que marcaron miles de personas ese día y el mismo al que respondieron los policías y bomberos que también murieron entre las 3.000 víctimas.


Responses

  1. […] https://911allthetruth.wordpress.com/2008/11/03/existe-alguna-relacion-entre-los-atentados-del-11s-y-… […]

  2. son los americanos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: